Clases de Yoga para Embarazadas 
Me alegro de ofreceros las clases de Yoga para el embarazo en un nuevo lugar muy bonito, luminoso y acogedor, en el Hotel Gran Conil cerca del centro del pueblo y de la Playa La Fontanilla.
Nos reunimos en la Sala Conil 1. Todo el material está allí.
Necesitas ropa cómoda. Si quieres, trae una toalla y agua, nada más.
Reglas de ORO
Las clases son aptas para todos los niveles de Yoga, incluyendo ” cero”, y para todos los momentos del embarazo, désde el primer trimestre hasta el último.
Hacemos trabajo corporal con elementos de Yoga y otras cosas interesantes  como movimiento consciente para el embarazo, posturas de parto, masajes útiles para aliviar molestias, palpar al bebé intrauterino, reconocer la pelvis, contacto con el bebé y relajación. El trabajo y disfrute de la clase te aporta salud para tu embarazo y confianza y conocimiento para el parto y postparto.

Ven a pasar un rato agradable en compañía de otras madres.

 Comenzamos en un grupo de madres, las opciones de participación para los padres  iremos comentando en el grupo una vez que se haya constituido.
Horario:
Lunes mañana 11:00 – 12:00 h
Miércoles tarde 17:30 – 18:30 h

Las clases son abiertas, puedes asistir libremente.

Dos opciones de pago, clases sueltas o  con Bono.
Para más información contáctame
matrona@claudiakaiser.es  o por teléfono en
m 625891573
¡ encantada de atenderte !
Claudia Kaiser Matrona | Yoga Mamá Verano 2015

Ser madre es una de las experiencias más bonitas y gratificantes que puede vivir una mujer pero también es un duro y agotador trabajo que en el caso de mamás primerizas como yo puede llegar a ser bastante angustioso. Si además te encuentras con problemas con la lactancia y no encuentras apoyo en tu familia puedes sentirte sola y aislada.
Así me sentía yo cuando mi hija Claudia tenía pocos meses de vida…sola e incomprendida, sin saber a quien recurrir.
Pero tuve la gran suerte de conocer a Claudia Kaiser y poco a poco mi visión de la maternidad fue cambiando y pasé de ser una mamá estresada y asustada a una mamá razonablemente tranquila y capaz de disfrutar de mi bebé.
El primer día que fui al grupo de mamás de la clínica de la salud iba un poco asustada, me habían hablado bien de ella pero no la conocía y el cliché me hacía pensar en una señora alemana seria, fría y distante. Todo lo contrario. Encontré a una mujer dulce, afable y cariñosa siempre dispuesta a ayudar a las mamás, los papás y por supuesto, a los bebés, su gran pasión.
Ella me dio sabios consejos que me ayudaron con la lactancia y siempre estaba disponible para resolver mis dudas y preocupaciones a través de Facebook o vía móvil, gracias a lo cual me fui relajando y aprendiendo a diferenciar cuándo debía preocuparme por algo o si sólo era víctima de los nervios de madre primeriza.
Además en las reuniones conocí a un grupo de mamás con bebés de casi el mismo tiempo que mi pequeña con las que pude compartir dudas y consejos de crianza de nuestros bebés.
Por todo esto, quería agradecer a Claudia su gran ayuda y dar a conocer su labor para que otras familias puedan beneficiarse de su ayuda y sus conocimientos. Gracias a ella mi bebé crece feliz y yo disfruto cada segundo que paso a su lado.

Rocío B. Allende (madre de Claudia, 6 meses )

Café Mamá

El “Grupo mamá papá bebé” que llevo ofreciendo desde hace años de manera abierta y gratuita en mi casa por fin vuelve a abrir sus puertas . Las reuniones también se conocen como “Café Mamá”, será porque el otro título es un poco largo o porque en Cádiz le dan un apodo a todo,  tal vez porque las que venían con sus bebés en su gran mayoría eran las madres. Sea como sea, ¡estais invitados madres, padres y bebés! No importa si tenéis “bebé dentro o bebé fuera ” … ; )

¡Bienvenidas las embarazadas!  …podéis hacer todas vuestras preguntas : ) 

   Puedes conocer a otra gente, a la matrona,  pasarlo bien , charlando, jugando con los bebés. Estamos en el suelo para acompañar a los bebés ofreciéndoles espacio y libertad de movimiento. Ofrezco mi asesoramiento profesional a las embrazadas, a las madres lactantes.  Los temas que se tratan en las reuniones siempre son las que surgen del grupo, de cada una y cada uno.  

Las reuniones son abiertas y gratuitas, una vez al mes.  Les pido que me llamen o escriban antes de acudir
para darles instrucciones como llegar y/o confirmar que en la misma mañana haya reunión. ¿Porqué ?  ¡Porque casi siempre estoy de guardia para un parto!

Café mamá

Café mamá en marzo : jueves,  5 de marzo , 11-13h
Café mamá en abril : jueves , 2 de abril  11-13h
Nota : La reunión está en mi casa. Puede que está mi familia y parte de ella forman los gatos. Te aviso en caso de que tengas alergia.

Cuando un bebé en la recta final del embarazo está de nalgas, pensamos que es un problema. intentamos que se de la vuelta. Cuando estudiamos la historia de la familia encontramos que la madre y una de sus hermana han nacido de nalgas, nos damos cuenta de que el mundo tambien esta poblado de gente que ha nacido de nalgas. Antes era aceptado y había matronas y médicos que sabían atender.

¿ Cómo aprendes a atender a partos de nalgas?

Estudiando y haciéndolo. Lo hice pues. Cuando pensamos que no se iba a dar la vuelta y se dió la vuelta, era la semana 41. Cuando pensamos que iba a nacer en cefálica, en la semana 42 con unos días, la madre se puso de parto. Me confundí, y pensé que aquello que tocaba (al hacer tacto vaginal) era una bolsa prominente o un caput succedaneum ( inflamación de la zona de la coronilla del bebé en el camino del nacimiento ) . Pero eran las nalgas del bebé. Y nació en poco tiempo con algo de ayuda para los brazos y la cabeza, en el agua , la madre estando a gatas.

Necesitó ayuda para respirar, le reanimé. Empezó a respirar en nuestros brazos…. ¡qué gratitud ! qué alivio ! Cuando pensamos que todo estaba estable, se desestabilizó la madre y fuimos al hospital.
Y se recuperó la madre. Cuando pensamos que el bebé estaba estable, empezó de nuevo a tener dificultad de respirar. Quedaron ingresados y al día siguiente de nacer el bebé fue trasladado a Cádiz para cuidados y tratamiento de Neonatología. Allí nos dieron pronósticos malos. Aún así, seguimos pidiendo tener contacto estrecho con el pequeño, al que habíamos visto dando patadas y protestando en su caja transparente…y al oir a su padre cantar, se había calmado. ¡que ternura ! Dónde hay amor, hay esperanza. Cuando pensamos que podía haber afectado su proceso de nacer, conocemos al bebé que está ingresado a su lado y le pasa lo mismo, habiendo nacido por cesárea. Cuando pienso mil veces en cada momento de mi asistencia, me sorprende lo fluido y normal que fue todo, hasta el latido del cordón que podía palpar en el agua y la facilidad con la que conseguí practicar aquellas maniobras especiales, también en el agua… y cómo NO encajaba con el malestar que presentó, al nacer. Empecé una búsqueda que pronto me llevó a mirar a la familia desde una perspectiva más amplia y teniendo en cuenta sus vivencias de embarazo y de su vida hasta su infancia. Todo influye. Había muchos datos.

La madre y el padre recuperaron su espíritu de batalla y pasando todo el tiempo posible con su bebé, la mamá se estimuló la producción de leche materna con éxito en muy poco tiempo. El bebé empezó a respirar solo. Empezó a tomar la leche de su madre, primero por sonda. veíamos cómo mejoraba cada día y fueron pasándole a menos tratamiento y más brazos y mimos de mamá y papá. En la opinión médica el bebé seguía siendo un paciente con destino incierto. Lo que hacía el pequeño era mejorar cada día, a la medida que sus padres estrechaban su abrazo, se entregaban a él con una disponibilidad total…yo cocinando sopas para la madre y ayudándole con el finger feeding… Recibimos el apoyo moral y espiritual de dos terapeutas magníficos a los que no le importaban las miradas del personal cuando trataron al niño, que aún estaba en su caja transparente. Al día siguiente salió de allí y pasó a una cama. Y a más abrazos.  Día 18 de diciembre a las 16h de la tarde se produjo aquel milagro: En una habitación en la planta, todavía conectado a cables y monitores, en brazos de su madre, abriendo la boca, dejamos la jeringa y el dedo de lado y el niño se enganchó al pecho de su madre. Y tomó pecho por primera vez. Desde entonces no ha parado. Cuando finalmente quitaron la medicación con efecto sedante, el niño hizo un despertar espectacular. Me encanta recibir las llamadas de sus padres que, al igual que todos, no saben qué hacer con un bebé llorando. … Sonrío, les visito, ya no en el hospital, los visito en casa, en su hogar desde antes del año nuevo. Allí están cuidando de su bebé como todos los demás, cambiando pañales, aprendiendo a colocarse al niño en distintas posturas para amamantar, eructar, para calmarle… los paseos de día y de noche… no encontrar tiempo ni para sentarse a comer …. No sabemos exactamente cómo va a desarrollarse, ha dejado de preocuparles tanto tanto… porque ya es su bebé, es su niño, y lo aman.
Aquí una foto del chiquitín.

Claudia Kaiser

  Abrazos y Gracias, en  especial a las madres de Algeciras, Cádiz y Conil, a Alejandro y Susana, a  Helen y Brian, a Manolo, a Trini, a Gema y Juan, Luzie y Adrián y a todos y todas  por vuestro    gran apoyo y cariño en este mes tan especial, lleno de acontecimientos y aprendizaje. Seguimos  creciendo juntos. ¡ FELIZ 2015 ! Claudia

 

 

Claudia Kaiser
Matrona Nr. 9053
t  (34) 956 11 31 71
m (34) 625 891 573

Tuvimos una sesión de grupo en verano del 2013 y otra en el curso de preparación del Palmar con el tema Postparto y en la ocasión recogimos unas cuantas ideas, reflexiones.. Leí nuestros apuntes y escribí, añadiendo mis experiencias de todos estos años como madre y comadrona.. Os envío el resultado. En este escrito no están detallados muchas de las recomendaciones de cuidados para el cuerpo ( el uso de paños, infusiones, sales, esencias, cojines etc …) Pedírmelas aparte, o en las visitas postparto, gracias. gracias a todas las familias por participar y compartir experiencias.

El postparto, la cuarentena…

Es el aterrizaje, la llegada del bebé.  Poco a poco se va adaptando a la vida fuera del vientre materno, conociendo a sus padres y a su familia,  y nosotros como padres, hermanos mayores ( en su caso ) conociendo al bebé. Poco a poco se va haciendo o rehaciendo, una familia.

la foto (1)En el postparto lo mejor que podemos hacer es zambullirnos en el mundo del bebé, dejarnos enamorar por él o por ella , y hacer todo despacito. Estar, en el momento presente.

Las necesidades de madre padre y bebé son:
estar en intimidad, estar en contacto, alimentarse, descansar.

DESCANSAR para mamá y bebé significa estar en la cama. Los trabajos de hogar están completamente delegadas a manos de otros durante un mes/40 dias. Descansando la madre se mueve entre la cama y el sofá, tumbona, mecedora o hamaca, realmente haciendo reposo. Es necesario dormir. Dormimos todo el tiempo que el bebé nos permita. Dormir cuando no estemos amamantando o cambiando pañal, cuidando al bebé, comiendo, duchandonos.. Dormir o reposar tumbada es totalmente necesario para poder recuperarse del gran esfuerzo que supone el embarazo y el parto, aunque se haya producido con normalidad. Y hay que tener en cuenta de que no hay descanso, sino, trabajo seguido de criar, día y noche, ininterrumpidamente. Es un desgaste de energía enorme y requiere, sin excepción estas semanas de DESCANSO para que la madre pueda volver a tener salud, integridad, energía y fuerza, capacidad de ser madre para este bebé que depende de ella al 100%. Las madres en este periodo necesitamos depender pues al 100% de la familia. Es una cuestión de mantener el equilibrio de energía. Hay heridas físicas en la madre, interiores/exteriores que necesitan curarse. Para ello, lo principal es descansar. Las demás curas( medicinas, baños etc ) son secundarias o mejor dicho , pueden funcionar realmente siempre y cuando la madre está haciendo un reposo correcto y es cuidada, a todos los niveles, con cariño, amor y respeto.
Lo repito hasta la saciedad porque la mayoría de las madres no están haciendo un reposo correcto. desgraciadamente vivimos inmersos en una falta de cultura, de conciencia de lo que es el postparto. Falta de conciencia, a nivel personal, social y familiar, que lleva a la dificultad de la madre de reconocer su propia delicadeza y necesidades, dificultad de sentirse merecer el descanso.  A raíz de falta de reposo e intimidad se producen una serie de problemas de salud de madre y bebé innecesarios, evitables: las más frecuentes son los problemas con la lactancia, en los pechos, con aparente “falta de leche”, inseguridad e irritabilidad en la madre, llantos en el bebé, aparentes o reales ” dolores de barriga/ cólicos”  del bebé…etc. El/la bebé igualmente tiene esa necesidad de estar descansando junto a la madre y el mayor tiempo posible en brazos de mamá/` papá por haber hecho el esfuerzo de nacer y teniendo que adaptarse a todos los niveles a la vida en familia, a la vida fuera del útero. Recordemos que el bebé está expuesto a una multitud de sensaciones nuevas a integrar, y teniendo que poner en marcha nuevas funciones vitales, respirar, comer y digerir, y conocer a sus padres, y para ello necesita tranquilidad y buenos cuidados, la completa atención sus padres. … En el postparto va naciendo una nueva relación y comunicación, la base de nuestras vidas . En un proceso potente, sobre un tejido invisible de complejas cadenas  neurohormonales  nos transformamos en familia. Nunca es tan determinante nuestra presencia personal y atención, nuestra entrega al momento al contacto, a ti mismo, a los demás.  Esta es la relación más importante de nuestras vidas. De allí el famoso dicho ” este tiempo no vuelve”. ¡ Es cierto ! NO vuelve. Creamos pues un lugar , un espacio para estar en contacto,  para sentir y expresarnos. Alimentar, cuidar, ser alimentado y cuidada/o…se convierte en algo placentero! Todo va bien cuando nos dedicamos con cariño, cuando nos entregamos a la nueva situación y relación. La clave de un postparto con éxito ( placentero, fluído ) es hacer que se establezca la lactancia. Si la lactancia va bien, todo va bien. Si ya hemos tomado conciencia en el embarazo sobre las necesidades básicas de familia en el postparto, lo organizamos de antemano para tener intimdad, sostén, los cuidados especiales . O hacemos los ajustes necesarios en la cresta de la ola, con el bebé nacido, cuando nos damos cuenta, ( cuando haya pasado ya una multitud de visitas y os han dejado exhaustos, nerviosos, cansados y descentrados)  Hay que organizar tiempo libre para que el padre puede estar en casa. Para estar en familia. Cuanto más tiempo, mejor.
Limitar las visitas. No recibirlas o cuanto más adelante, mejor, o que hablen bajito y se marchen pronto, simplemente no estamos en condiciones para atender a nadie. Y menos de escuchar consejos que a todos les urge darnos sobre como aupar o no al bebé, darle biberones o chupetes o sus supuestas posturas correctas de eructar, dormir… No. Realmente nos sobran.
Organizamos para tener manos de apoyo práctico y respetuoso, gente eficaz, de confianza y respetuosa que se hace cargo de los trabajos del hogar. Que haya orden en casa y ropa limpia y platos listos a todas horas de comida sana y rica, en abundancia.

Necesitamos a una experta en lactancia materna, capaz de apoyar el proceso de establecer la lactancia, lo que dura normalmente un mes. Para ello pedimos apoyo a personas de confianza y expertos como a una madre, un padre que hayan tenido una buena experiencia propia, matrona o doula, para asesorar y apoyarnos.

Y resumiendo y profundizando en el campo emocional:
Estamos sensibles y vulnerables. Arropando ese estado en un ambiente de intimidad, cultivando el silencio… podemos simplemente….ser nosotros mismos.
Y estar abiertos, receptivos, disponibles para lo que sucede en el momento.
Estar en contacto con nuestros sentimientos y expresarnos libremente.

Todo ello también es importante a tener en cuenta para ( si existen) los hermanos mayores.
Todos necesitamos tiempo y paciencia para ir adaptándonos a los cambios que trae la llegada del bebé. Es tan normal que haya alegría y felicidad como la presencia de tristeza, dolor, confusión, rabia o impotencia.
Permitiéndonos expresar nuestros sentimientos sin juzgar nos ayudará mucho a equilibrarnos, a integrar las nuevas experiencias, y a crecer.

Mejor no insistir a un hermano mayor con las típicas afirmaciones en que: ” ya eres mayor “, “Lo vas a cuidar” etc.  Es precisamente lo que más miedo puede estimular en el hermano mayor. Imagínate cual sería el mensaje correspondiente que te llega  a tí como madre o padre del recién nacido.  A las dos semanas, cuando aún te sientes muy novata/o con la experiencia, cansado/a, inseguro/a y lleno/a de dudas acerca de tu rol y tus responsabilidades te hacen comentarios como ” bueno, ya sabes como va esto, podéis volver a las rutinas “, o preguntas como ” ¿ como se está portando el bebé? ” ( No es cuestión de que el bebé se porte , sino de como se porta el entorno con el bebé). O recibir invitaciones de participar en la vida social etc….  En realidad la gran mayoría en esta etapa estamos lejos de sentirnos seguros ni de estar preparados para disfrutar de cualquier cosa fuera del hogar. Si reconocemos el gran trabajo que todos estamos haciendo a nivel emocional, mental, de relación, – y el bebé y la madre además drásticamente, a nivel corporal, si hacemos los ajustes necesarios y nos dedicamos a las nuevas necesidades con cariño, paciencia y confianza será posible tener una experiencia gratificante para todos.

La cuarentena nos da una gran oportunidad de crecer como personas, incluso de sanar viejas heridas. Aunque te puedas sentir muy perdida/o en momentos… Recordemos que “se hace camino al andar” y realmente en medio de todos los sentimientos encontrados podemos encontrar nuestro propio camino, libres de convertirnos en madres padres a nuestra manera.

Del buen curso del postparto depende en buena parte el éxito de la lactancia, el vinculo afectivo madre-padre-hermano-bebé, y la recuperación materna. Determinamos una serie de pautas que van a favorecer o no, la salud de la familia y de la primera infancia.

Abrazos, a toda la familia
Claudia Kaiser, Matrona

cursos de preparación a la maternidad/paternidad
asistencia, seguimiento, acompañamiento al embarazo,
parto en casa, postparto
apoyo a la lactancia materna
visitas postparto a domicilio
Talleres de Postparto/ Portéo/Recuperación respetuosa
masajes para embarazadas, madres y bebés

625891563
956 11 31 71
fb Claudia Kaiser Matrona
matrona@claudiakaiser.es
www.claudiakaiser.es

Dedicada a la maternidad desde el 1996