La situación de estar embarazada y trabajando fuera del hogar en si es complicada y tarde o temprano lleva la embarazada a sus límites.

 imageSeguro que tu cuerpo te va marcando el límite de trabajo que puedas  tolerar. Los síntomas varían mucho. Cansancio, dolor de cabeza o abdominal, en la pélvis, la espalda, nauseas y vómitos, irritabilidad y ansiedad, tristeza, etc. ¿Qué ocurre? El embarazo es un trabajo a nivel físico, emocional, mental, a todos los niveles. No hay fuerzas ilimitadas. El cuerpo gasta la energía masivamente para gestar el bebé. Por eso la prioridad claramente está en cuidarte y si necesitas más cuidados, reposo etc sera incompatible con realizar trabajos durante muchas horas fuera del hogar.No se trata de poner en prueba hasta qué punto tú, estando embarazada resistas cargas y esfuerzos. Cuidarse en el embarazo es hacerse responsable de tu salud y con la tuya, la del bebé que va a nacer.

    Si no te encuentras bien empiezas a desgastar energía, o se desestabiliza el proceso. Vas a necesitar darte de baja. Por dias , semanas , lo que haga falta.  Esto paradójicamente puede convertirse en una lucha: Conseguir una situacion simplemente necesaria, a favor del desarrollo de la salud y de la seguridad del embarazo. De la vida del bebé intrauterino y de un buen parto y nacimiento. Aún vivimos en una sociedad dominada por valores masculinos patriarcas y propios de una sociedad de consumismo que pretende ignorar las necesidades básicas de la embarazada, y con ella , del bebé, de la familia. Désde las instituciones, políticas de salud/sanidad, hasta el propio nucleo familiar y social cercano puede estar en la inconciencia parcial o total de las necesidades de la embarazada, y de las medidas a tomar para garantizarla. Aún estamos lejos de la conciencia de lo irremplazable que es la dedicación con tiempo y presencia, creando bienestar en la primera fase de la crianza. El bebé nace, la salud de toda la familia nace, y crece dependiendo de los buenos cuidados que recibe. Las embarazadas llamadas trabajadoras( como si las que trabajan en el hogar no lo hicieran) están expuestas a juicios. No deberían estar en esta situación. Es absurdo e irresponsable que pueda depender de la buena suerte de encontrar apoyo del médico, de la empresa, de la mutua, del inspector.  Son escasas e insuficientes las leyes que protegen a la maternidad y paternidad en España y en otros países de la Comunidad . Aún así, a nivel personal, como madre y como padre tengo que tener claro las prioridades. Que lo que necesito es evidente, y es un derecho fundamental.

Dedicarme a la familia es un acto de responsabilidad.   El embarazo no es llevar una panza. Es el inicio de la crianza y el comienzo de una nueva vida.  Esta vida necesita y merece los mejores cuidados, el sostén de su familia y de la sociedad, con conciencia y amor.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.