Cuando un bebé en la recta final del embarazo está de nalgas, pensamos que es un problema. intentamos que se de la vuelta. Cuando estudiamos la historia de la familia encontramos que la madre y una de sus hermana han nacido de nalgas, nos damos cuenta de que el mundo tambien esta poblado de gente que ha nacido de nalgas. Antes era aceptado y había matronas y médicos que sabían atender.

¿ Cómo aprendes a atender a partos de nalgas?

Estudiando y haciéndolo. Lo hice pues. Cuando pensamos que no se iba a dar la vuelta y se dió la vuelta, era la semana 41. Cuando pensamos que iba a nacer en cefálica, en la semana 42 con unos días, la madre se puso de parto. Me confundí, y pensé que aquello que tocaba (al hacer tacto vaginal) era una bolsa prominente o un caput succedaneum ( inflamación de la zona de la coronilla del bebé en el camino del nacimiento ) . Pero eran las nalgas del bebé. Y nació en poco tiempo con algo de ayuda para los brazos y la cabeza, en el agua , la madre estando a gatas.

Necesitó ayuda para respirar, le reanimé. Empezó a respirar en nuestros brazos…. ¡qué gratitud ! qué alivio ! Cuando pensamos que todo estaba estable, se desestabilizó la madre y fuimos al hospital.
Y se recuperó la madre. Cuando pensamos que el bebé estaba estable, empezó de nuevo a tener dificultad de respirar. Quedaron ingresados y al día siguiente de nacer el bebé fue trasladado a Cádiz para cuidados y tratamiento de Neonatología. Allí nos dieron pronósticos malos. Aún así, seguimos pidiendo tener contacto estrecho con el pequeño, al que habíamos visto dando patadas y protestando en su caja transparente…y al oir a su padre cantar, se había calmado. ¡que ternura ! Dónde hay amor, hay esperanza. Cuando pensamos que podía haber afectado su proceso de nacer, conocemos al bebé que está ingresado a su lado y le pasa lo mismo, habiendo nacido por cesárea. Cuando pienso mil veces en cada momento de mi asistencia, me sorprende lo fluido y normal que fue todo, hasta el latido del cordón que podía palpar en el agua y la facilidad con la que conseguí practicar aquellas maniobras especiales, también en el agua… y cómo NO encajaba con el malestar que presentó, al nacer. Empecé una búsqueda que pronto me llevó a mirar a la familia desde una perspectiva más amplia y teniendo en cuenta sus vivencias de embarazo y de su vida hasta su infancia. Todo influye. Había muchos datos.

La madre y el padre recuperaron su espíritu de batalla y pasando todo el tiempo posible con su bebé, la mamá se estimuló la producción de leche materna con éxito en muy poco tiempo. El bebé empezó a respirar solo. Empezó a tomar la leche de su madre, primero por sonda. veíamos cómo mejoraba cada día y fueron pasándole a menos tratamiento y más brazos y mimos de mamá y papá. En la opinión médica el bebé seguía siendo un paciente con destino incierto. Lo que hacía el pequeño era mejorar cada día, a la medida que sus padres estrechaban su abrazo, se entregaban a él con una disponibilidad total…yo cocinando sopas para la madre y ayudándole con el finger feeding… Recibimos el apoyo moral y espiritual de dos terapeutas magníficos a los que no le importaban las miradas del personal cuando trataron al niño, que aún estaba en su caja transparente. Al día siguiente salió de allí y pasó a una cama. Y a más abrazos.  Día 18 de diciembre a las 16h de la tarde se produjo aquel milagro: En una habitación en la planta, todavía conectado a cables y monitores, en brazos de su madre, abriendo la boca, dejamos la jeringa y el dedo de lado y el niño se enganchó al pecho de su madre. Y tomó pecho por primera vez. Desde entonces no ha parado. Cuando finalmente quitaron la medicación con efecto sedante, el niño hizo un despertar espectacular. Me encanta recibir las llamadas de sus padres que, al igual que todos, no saben qué hacer con un bebé llorando. … Sonrío, les visito, ya no en el hospital, los visito en casa, en su hogar desde antes del año nuevo. Allí están cuidando de su bebé como todos los demás, cambiando pañales, aprendiendo a colocarse al niño en distintas posturas para amamantar, eructar, para calmarle… los paseos de día y de noche… no encontrar tiempo ni para sentarse a comer …. No sabemos exactamente cómo va a desarrollarse, ha dejado de preocuparles tanto tanto… porque ya es su bebé, es su niño, y lo aman.
Aquí una foto del chiquitín.

Claudia Kaiser

  Abrazos y Gracias, en  especial a las madres de Algeciras, Cádiz y Conil, a Alejandro y Susana, a  Helen y Brian, a Manolo, a Trini, a Gema y Juan, Luzie y Adrián y a todos y todas  por vuestro    gran apoyo y cariño en este mes tan especial, lleno de acontecimientos y aprendizaje. Seguimos  creciendo juntos. ¡ FELIZ 2015 ! Claudia

 

 

Claudia Kaiser
Matrona Nr. 9053
t  (34) 956 11 31 71
m (34) 625 891 573

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.